• Nuevo

¿Ojos que no ven? Colonialidad y cimarronaje visual en República Dominicana

30,00 $

Autorx: Rosa Elena Carrasquillo

(2023)

Serie: Otra universidad

Cantidad

En ¿Ojos que no ven?: colonialidad y cimarronaje visual en la República Dominicana, Rosa Elena Carrasquillo explora cuánto y cómo, incluso en sus diferencias, el régimen colonial iniciado por el imperio español, continuado por el estadounidense y reafirmado por las élites criollas en el poder, ha forjado e impuesto la colonialidad visual dominante en el vecino país. Esto es, la forma de mirar (y de no mirar), de construir (y de destruir), el entorno y las comunidades humanas en función de la explotación y extracción capitalistas, racistas y patriarcales. 

 

Conjugando un heterogéneo archivo que incluye planos arquitectónicos y urbanistas, mapas, cartas, decretos, edificaciones, ruinas, material museológico, libros de texto, piezas de arte visual, notas de prensa y manifestaciones y protestas, la autora examina la colonialidad visual a lo largo de varios períodos históricos. Comienza con el modelo de ciudad ovandina y régimen esclavista del siglo XVI, continúa con los megaproyectos agrícola-industriales estadounidenses y cierra con el ethos hispanófilo y antihaitianista del gobierno balaguerista (y del trujillato). 

 

Sin embargo, nos recuerda Carrasquillo, las poblaciones víctimas de la colonialidad visual han resistido de múltiples formas y en todo momento. Su cimarronaje visual se ha opuesto al poder desde las comunidades fugadas de la esclavitud y la servidumbre, pasando por la masiva oposición a la megalómana celebración del quinto centenario bajo Balaguer, y llegando hasta la multiplicidad de formas de activismo y arte antirracistas y feministas del presente. 

 

Con este libro, nuestra serie Otra universidad continúa aportando un archivo de ojos críticos ante las tribulaciones, y también los triunfos, de nuestra región. 

9798350718256
45 Artículos

Referencias específicas

Comentarios (0)
No hay reseñas de clientes en este momento.

Clients say